MEDIOAMBIENTE

1. Fijación de carbono

Un árbol típico absorbe a través de la fotosíntesis, el equivalente a una tonelada de CO2 por cada m3 de crecimiento, al mismo tiempo que produce el equivalente a 0,7t de oxígeno.

La madera es el único material que tiene capacidad de fijar carbono en su propia estructura, y por tanto los productos de madera ayudan en la lucha contra el cambio climático.

2. Eficiencia energética

Los productos de madera consumen mucha menos energía para su fabricación y por tanto menos emisiones, que otros materiales (cemento, acero, vidrio, etc.) así como en su fase de fin de vida útil o de reciclado, su impacto energético es mucho menor.

Debido a su estructura celular la madera es un excelente aislante térmico evitando cambios bruscos de temperatura, reduciendo así las necesidades de calentar o enfriar el ambiente.

Hoy en día a través de las Etiquetas Medioambientales de Producto (EPD en inglés o DAP en español) podemos cuantificar el impacto de cada una de las etapas de un material/producto.

 


Fuente: Contra el cambio climático: utiliza madera

 

Cada metro cúbico de madera usado en la construcción en lugar de otros materiales reduce las emisiones a la atmósfera de una media de 1,1 Tn de CO2 que sumados a los 0,9 almacenados durante su proceso de formación hacen un total de 2 Tn de ahorro.

3. Reciclabilidad

La madera es un material 100% reciclable, con una  generación nula o baja en residuos y no peligrosos (no tiene alto consumo energético)

El sector del tablero hace un aprovechamiento máximo de la madera, utilizando para la fabricación de los productos residuos de los procesos productivos de otras industrias de la madera de primera (aserrío principalmente) y segunda transformación (envase, embalaje, mueble, carpintería, etc.), reintegrándolos en la cadena productiva.

En la fabricación del tablero se utiliza madera sostenible procedente de:

– De montes (madera en rollo, restos de corta, entresacas, podas, etc.)

– Restos de las industrias de 1ª transformación (astillas, serrines, etc.)

– Restos de las industrias de 2ª transformación (recortes de muebles, puertas, molduras, etc.)

– Madera recuperada: pallets y embalajes, restos de construcción, podas urbanas, demolición, etc

4. Sustitución de combustibles fósiles

La madera cuando ya no tiene otro uso, puede ser fuente de energía alternativa, limpia y económica. La energía producida a partir de biomasa puede utilizarse para generación de electricidad y/o calor tanto en el hogar como para la industria.

5. Madera con origen certificado y responsable

La madera es el único material que goza de distintos sistemas de certificación de sostenibilidad bajo unos estándares globalmente establecidos, por lo que puede afirmar sin género de dudas que su origen es responsable ambientalmente, socialmente y económicamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies